Transformandote en Picasso: un fascinante viaje en el tiempo

Te propongo un simple ejercicio mental: cierra los ojos e imagínate en una calle peatonal cualquiera. Miras hacia abajo y ves tus pies y el suelo irregular, grisáceo, empedrado, de una vía de un centro histórico. Miras hacia arriba y admiras el azul intenso de un cielo radiante. A tus lados, la vida bulle en multitud de bares, restaurantes y tiendas. Nada extraordinario. Pero, entonces, te percatas. Un escaparate te ofrece un detalle revelador. En él, ves un reflejo muy diferente de ti. No pareces un adulto, sino un niño. Tu ropa ha cambiado. Es de otra época. Tu mirada. Tu sonrisa. Tus sueños. Todo es distinto. ¿Quién eres? ¿Dónde estás? ¿Qué haces? Sonríes al tiempo que tu imagen reflejada. Ya lo has descubierto. (más…)

Back to Top