El precio y el valor en el sector MICE

“Sólo el necio confunde valor y precio”. Francisco de Quevedo.

El precio ha sido siempre uno de los factores más influyentes a la hora de tomar la decisión de adquirir o contratar un producto o servicio determinado. Ahora, sin embargo, con la situación económica actual, este aspecto ha cobrado mayor importancia aún.

Tanta que, incluso, en muchos casos, es el único elemento a considerar, o al menos, el principal, muy por encima de otras cuestiones como la calidad, la seguridad, la profesionalidad, la confianza,…

Sucede, así, por supuesto, en el sector MICE (Meetings, Incentives, Conferencing, Exhibitions). El alquiler de espacios, el transporte, el alojamiento, la contratación de actividades y experiencias… En muchos casos, todos estos servicios se examinan exclusivamente bajo el prisma del precio. Pero, realmente, ¿qué entendemos por precio? ¿cómo decidimos que un producto o servicio es caro o barato? ¿qué esperamos recibir a cambio de ese precio? ¿qué estamos dispuestos a sacrificar para que el precio sea menor?
actividades teambuilding juegos empresas exploramas

Decía Lawrence de Arabia: “Por ahorrar dinero, la gente está dispuesta a pagar cualquier precio”.

Y es cierto. El problema es que esa práctica conlleva un elevado riesgo, todavía mayor en nuestro sector. La negociación de los precios o la búsqueda de precios más bajos es en muchos casos posible. Pero, en verdad ¿se consigue una reducción del coste del servicio o producto en sí mismo o lo que merma, en realidad, son aspectos como la calidad, la seguridad o la profesionalidad?

O dicho de otro modo. ¿Es barato un servicio que no cumple las expectativas? ¿Es económico un servicio que provoca un mal recuerdo en el cliente? ¿Es asequible un servicio que asume riesgos en materia de seguridad?

Desde luego, cada producto tiene su público. Y cada empresa persigue atraer al suyo. No es lo mismo competir en precio que en valor. En el primer caso, la pelea es por abaratar todo el proceso para que el cliente asuma un coste menor. En el segundo, el objetivo es que el cliente reciba lo máximo a un precio justo.

En Exploramás, desde luego, lo tenemos muy claro. No nos fiamos de los chollos. Buscamos ahorrar dinero pero no a cualquier precio. Nuestro objetivo es encontrar el valor más alto, porque eso es precisamente lo que ofrecemos a nuestros clientes. Pero, ¿cómo se traduce ese valor? ¿en qué consiste? ¿qué reciben las agencias y DMCs que nos contratan?

  • Profesionalidad: diseñamos, planificamos, desarrollamos y revisamos nuestros eventos cuidando mucho los detalles. Nuestro equipo recibe la formación adecuada para ello. Y además, cada uno de nosotros ha vivido la experiencia a la que ahora se enfrenta el cliente. Por eso, sabemos lo que quiere.
  • Experiencia: llevamos más de una década transformando eventos corporativos en experiencias sorprendentes e innovadoras. Conocemos bien el sector y sabemos cómo funciona.
  • Creatividad: encontramos soluciones nuevas, originales y exclusivas para las necesidades de los clientes. No nos contentamos con cumplir las expectativas; queremos superarlas. Tenemos muy claro que Grandes Experiencias construyen Grandes Empresas.
  • Innovación: vivimos nuestro día a día imaginando nuevos eventos, nuevas ideas, nuevos retos y nuevos desafíos. Nos apasiona la tecnología, su capacidad para superar barreras y obstáculos, para comunicar, para ofrecer una nueva mirada del mundo.
  • Especialidad: nos dedicamos a generar las actividades para empresas. Existimos sólo para eso. Somos especialistas.
  • Responsabilidad: estamos comprometidos con el Medio Ambiente y las personas. Buscamos el menor impacto y además, contribuimos de forma activa a la mejora del entorno y sus comunidades con acciones directas.
  • Seguridad: nuestras actividades son seguras. Nuestros clientes están cubiertos. Nuestro equipo y nuestras acciones, también.

Todo esto, al final, genera un valor de importancia capital en nuestro sector: la confianza. Nuestros clientes, exigentes como corresponde, confían en nosotros porque hemos demostrado que trabajamos muy duro para no fallarles.

Encontramos soluciones a sus necesidades. Nos esforzamos para responder con la mejor experiencia, sin sobresaltos ni imprevistos. Aún así, estamos preparados siempre para reaccionar con eficacia a cualquier eventualidad. La tranquilidad de nuestros clientes es uno de nuestros objetivos.

De esta forma, el valor de todos nuestros servicios supera el coste estricto de la actividad. Podríamos probar a recortar ese valor para reducir el precio de nuestras actividades. Seguramente lo conseguiríamos. Pero ya no serían experiencias Exploramas. Ya no seríamos nosotros.


Posted on 16 Abril, 2013 in Entradas destacadas, La mirada del director

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Back to Top